31/8/10

Despues de todo era verdad

Intente por todos los medios convencerme que aun funcionaba nuestra relación, pero mi voz interna insistía en que había algo que no estaba bien.

Finalmente una pregunta ingenua, sin mayor aspiración que conocer la respuesta, despertó tu ira y comenzaste a decir todo lo que yo sabia que nos pasaba pero insistías en no decir.

La falta de comunicación nos comió a tal grado de que nos costaba trabajo estar juntos sin hacer nada, me incomodaba preguntar pues sabia que de todo lo que posiblemente podías decir solo decías lo mas necesario como si de un resumen escolar se tratara.

Los silencios comenzaron a perder ese dulce sabor de complicidad, comenzaron a pesar y a ser tan molestos que prefería hacer o decir cualquier tontería con tal de no escucharlos, aunque terminara todo en una pelea trivial.

La confianza se fue haciendo menos presente en el día a día. Sin embargo las palabras de amor continuaron, lo cual me deja claro que nuestro amor sigue vivo pero nos fallo la amistad de se nos quedo atrás por flojera de platicar con ella.

Te amo y no puedo decir que no me duele el alma no saber de ti, sin embargo me deja tranquila el hecho de que tres años nos son suficientes para confiar el uno en el otro y saber que el amor que nos tenemos da para mucho mas que cuatro meses separados.

Hace tres años fue una decisión mía dejarte entrar a mi vida y ahora después de 1,095 días es mi decisión no dejarte ir de ella.

En este tiempo pienso dedicarme a ser yo, procurarme, consentirme, alentarme, instruirme y ser la mejor mujer que pueda ser, con el único fin de amarme mas de lo que lo hago y así poderte amar como te mereces y como a mi me gusta amarte.

Quiero que sepas que me cuesta mucho no llamarte y preguntar como vas, pero a cambio de no hacerlo voy a comenzar a escribir para dejar testimonio de este momento.

Te amo mi vida eres lo mejor que tengo en ella.

Osio guapo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada